Compartir

Los bodegones como negocio cobraron gran auge en los últimos años, aunque algunos han cerrado.

2001 consultó con expertos en negocios y comercios para conocer cómo cerrarán el año los bodegones y qué esperan del año 2023.

El presidente de Fedecomercio, José Lossada, indicó que para los bodegones “este año terminará con algunos cierres más de los que hemos visto a lo largo del año”.

Destacó que los bodegones que se mantienen y que van a continuar abiertos durante el próximo año 2023, serán aquellos que ya se han diversificado y que se enfocaron en brindar una experiencia diferenciada con el resto.

“Los bodegones como los conocemos (venta exclusiva de productos importados) ya no serán atractivos para el consumidor”, afirmó.

Parte de la diversificación que ya se está experimentando, será más allá de ampliar la línea de productos, es brindar experiencias, como degustaciones de productos importados.

Añadió algunos pequeños eventos donde se tenga contacto con los productores de algunos rubros nacionales, ferias gastronómicas, lanzamientos de productos nuevos, tapeo o habilitar un espacio para degustación en el sitio, así como realizar algunos shows, entre otros.

Precisó que las promociones y la competencia en precio serán determinantes para mantener la cuota de mercado en el sector y evitar posibles competidores.

“Es un equilibrio entre precio y experiencia lo que determinará la existencia de este nicho”, aseguró.

En cuanto a los bodegones como alternativa en los que el consumidor puede conseguir variedad, Lossada señaló que estos siempre han existido en el país.

Explicó que las bodegas de antes eran lugares de venta de productos de alto consumo.

TE PUEDE INTERESAR  En "2023 sigue la inflación": El panorama para el sector agropecuario, según Fedeagro

“El término Bodegón surge con el mismo concepto, pero enfocándose en los productos de mayor demanda para nuestro mercado, pero no de origen nacional”, acotó.

“Hoy en día los bodegones son una mezcla entre el modelo de bodegas de antes y el de bodegones. Finalmente, sí terminan siendo una alternativa, ya que su cliente es un cliente local”, dijo.

La apertura de nuevos bodegones ha bajado considerablemente. Y aquellos que abren tienen claro los puntos en los que deben enfocarse como la experiencia del cliente o la experiencia de compra.

Con respecto a si los bodegones resultan demasiados para la demanda que hay y con el poder adquisitivo actual, indicó que “desde Fedecomercio en los últimos años hemos proyectado el incremento del poder adquisitivo”.

Lossada detalló que en este último semestre hubo una ralentización en cuanto a ventas y esto ha afectado el incremento de los salarios.

Factores como la voracidad fiscal en los municipios, los aumentos arbitrarios del servicio de aseo urbano y la economía informal han sido las principales causas que han impedido lograr las proyecciones y expectativas para el cierre de este año 2022.

El asesor financiero Rudi Cressa, indicó que en este último año se han visto desaparecer los pequeños bodegones y prevalecer los más grandes, que importan y negocian grandes volúmenes.

Esa debería ser la tendencia de cara al futuro. Aún se mantiene una ventaja relativa a los costos de importación respecto a los canales tradicionales y esto lo aprovechan en mayor proporción los bodegones grandes.

Afirmó que muchos bodegones ya se están diversificando, han incluido electrodomésticos e incluso pequeños cafetines o bares dentro de los mismos locales.

TE PUEDE INTERESAR  Mc Donald’s anuncia recortes de empleo para 2023

“Esto es posible solo en los que cuentan con un espacio mayor. Otros se especializaron en productos específicos, artesanales de alta gama. Esto responde a estrategias para sobrevivir ante la proliferación que ha habido en los últimos tres años”.

Con información de 2001.