Compartir

Actualmente, los republicanos controlan la Cámara Baja de EEUU y está intentando forzar a Biden a negociar recortes a programas sociales a cambio de suspender el techo de deuda.

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, reclamó este martes al Congreso que se avenga a llegar a un acuerdo con el Gobierno que preside Joe Biden sobre el techo de deuda para evitar una «catástrofe» para la primera economía del mundo.

«Si el Congreso no aborda el límite de deuda no hay buenas opciones que el Tesoro o el gobierno puedan utilizar que nos salven de una catástrofe», dijo Yellen esta mañana en un discurso durante una reunión de la Comunidad de Banqueros Independientes de América (ICBA).

Y sería, añadió, una catástrofe «económica y financiera» que «revertiría» la recuperación económica lograda en los últimos años e incluso provocaría que Estados Unidos retroceda «aún más».

Biden tiene previsto reunirse esta tarde con los líderes del Congreso para tratar de llegar a un acuerdo sobre el techo de deuda antes de viajar a Japón mañana para participar en la cumbre del G7, aunque las posiciones con los republicanos están muy alejadas y no parece posible que dicho acuerdo pueda lograrse.

En su discurso de esta mañana, Yellen dijo que esta crisis es «completamente evitable» y recordó que desde 1960 el Congreso ha aumentado o suspendido el límite de deuda en ochenta ocasiones, tanto con administraciones demócratas como con republicanas.

«El congreso debería, simplemente, hacerlo de nuevo. Aumentar o suspender el límite de deuda no autoriza al gobierno federal a aumentar el gasto. Simplemente le permite hacer frente a los compromisos (de gasto) existentes», recalcó Yellen.

TE PUEDE INTERESAR  Mineros inundan el mercado con más de un millón de bitcoins

El actual techo de deuda, de 31,4 billones de dólares, ya se alcanzó el 19 de enero. Por tanto, actualmente, el Gobierno está recurriendo a dinero en sus reservas para pagar las deudas que ha contraído.

El Departamento del Tesoro estima que esas reservas se agotarán hacia el 1 de junio, aunque Yellen admitió esta mañana que es «imposible predecir» el momento exacto en el que será imposible para el gobierno seguir asumiendo pagos.

En cualquier caso, en cuanto eso ocurra, EEUU entraría automáticamente en una suspensión de pagos, la primera de su historia.

Cada cierto tiempo, Estados Unidos se asoma al impago de la deuda nacional porque, a diferencia de otros países, su Ejecutivo solo puede emitir deuda hasta el límite establecido por el Congreso, que tiene el poder de suspender ese techo según crea conveniente.

Actualmente, los republicanos controlan la Cámara Baja de EEUU y está intentando forzar a Biden a negociar recortes a programas sociales a cambio de suspender el techo de deuda.