Compartir

«Con estas acciones golpean los diálogos de México y constituyen un zarpazo contra la conferencia internacional sobre el proceso político venezolano, convocada por el presidente de Colombia, Gustavo Petro, en la cual casi de manera unánime los países asistentes exigieron al Gobierno de EE. UU. detener la agresión», indicó la cancillería venezolana en un comunicado.

El Gobierno de Venezuela rechazó lo que denominó como la «ilegal e inmoral» expropiación al Estado venezolano de la empresa Citgo Petroleum Corporation, cuyo proceso de despojo fue informado este lunes por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

El 1 de mayo, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos autorizó a la Asamblea Nacional de 2015 (que presidía Juan Guaidó) a negociar «acuerdos de conciliación» o cualquier deuda de Petróleos de Venezuela e impidió cualquier transacción con Caracas.

Mediante un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Gobierno venezolano afirmó que la acción judicial del Tesoro estadounidense tiene como único objetivo «causar el máximo daño posible a los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país».

«Con estas acciones golpean los diálogos de México y constituyen un zarpazo contra la conferencia internacional sobre el proceso político venezolano, convocada por el presidente de Colombia, Gustavo Petro, en la cual casi de manera unánime los países asistentes exigieron al Gobierno de EE. UU. detener la agresión», reza el texto.

Citgo es una empresa petrolera venezolana cuya sede principal está en la ciudad estadounidense de Houston, y está valorada en más de US$ 8.000 millones.

El Gobierno venezolano reiteró que todo acuerdo de pago o transacción en relación con cualquier deuda, controversia, litigio o decisión judicial relativa a la República, negociado, celebrado y/o ejecutado bajo la Licencia General 42 emitida por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro, «es nulo e ilegal bajo las leyes de Venezuela y conforme al derecho internacional».

TE PUEDE INTERESAR  La FAO y Brasil firman acuerdos para mejorar la cooperación en agricultura

«Venezuela se reserva el derecho a tomar todas las medidas legales a su alcance para evitar que se concrete esta nueva agresión y para determinar las correspondientes responsabilidades criminales, dentro y fuera de nuestro territorio», aseguró.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró ayer que esa acción es «una bofetada» a la Conferencia Internacional sobre el Proceso Político en Venezuela efectuada el 25 de abril en la capital colombiana.

«Esta decisión del Gobierno de Estados Unidos es una burla y es una bofetada a la conferencia internacional convocada en Bogotá y a la petición, casi unánime, de levantar las sanciones sobre Venezuela», señaló el mandatario durante un acto público en el centro de Caracas con motivo del Día Internacional de los Trabajadores.

«En nombre de todo el pueblo de Venezuela, nosotros rechazamos y repudiamos indignados el robo de la empresa Citgo por parte del Gobierno de Estados Unidos y por parte de la Plataforma Unitaria de Venezuela (oposición)», reiteró.

Maduro señaló que se trata de «una resolución indigna, una resolución que es un mensaje directo de entreguismo», enfatizó.

Desde 2019, Estados Unidos ha intensificado las sanciones contra la nación suramericana, pese a los distintos intentos de diálogo solicitados por Venezuela.