Compartir

El techo de la deuda pública de Estados Unidos solamente puede aumentarse mediante la aprobación de una legislación del Congreso promulgada por el presidente.

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, advirtió el domingo que, a menos que el Congreso actúe pronto para elevar el límite de endeudamiento del país, «se producirá un caos financiero y económico» con implicancias en todo el mundo.

El gobierno del demócrata Joe Biden ha dicho que, de no llegarse a un acuerdo, Estados Unidos no podrá cumplir con sus obligaciones a partir del 1° de junio, lo que por primera vez en la historia pondría al país en una situación de default.

«Simplemente es inaceptable que el Congreso amenace con una calamidad económica para los hogares estadounidenses y el sistema financiero mundial como el costo de elevar el techo de la deuda», declaró Yellen a la cadena ABC.

El techo de la deuda pública de Estados Unidos solamente puede aumentarse mediante la aprobación de una legislación del Congreso promulgada por el presidente.

La Cámara de Representantes liderada por los republicanos votó a fines de abril subir el límite de endeudamiento, pero solo con recortes drásticos para controlar lo que ese partido considera un gasto excesivo.

Pero el texto no tiene posibilidades de ser adoptado tal como está en el Senado de mayoría demócrata.

Hasta ahora, Biden, se ha negado a negociar posibles concesiones bajo la presión de alejar el espectro de un default, señalando que el techo de la deuda se ha elevado de forma rutinaria decenas de veces, incluso bajo el expresidente republicano Donald Trump.

TE PUEDE INTERESAR  Venezuela y Colombia acuerdan nuevas rutas aéreas entre ambas naciones

Sin embargo, invitó a los cuatro líderes de los dos principales partidos en el Congreso a la Casa Blanca el martes para discutir el asunto.

«Sé que él quiere establecer un proceso en el que se discutan las prioridades y los niveles de gasto», dijo Yellen, «pero estas negociaciones no deberían llevarse a cabo con un arma apuntando a la cabeza del pueblo estadounidense».

Yellen eludió las preguntas sobre la posibilidad de que Biden autorice unilateralmente más préstamos invocando la Enmienda 14 a la Constitución, que establece que «la validez de la deuda pública de Estados Unidos (…) no debe ser cuestionada».

«No deberíamos llegar al punto de cuestionar si el presidente puede o no emitir deuda», dijo. «Sería una crisis constitucional».

Los asesores económicos del jefe de Estado creen que si la primera potencia mundial dejara de cumplir sus plazos financieros a largo plazo, podría perder más de ocho millones de puestos de trabajo este verano y ver su PIB desplomarse un 6%.

Desde que Estados Unidos alcanzó su límite de endeudamiento de 31,4 billones de dólares en enero, el Tesoro ha tomado medidas extraordinarias para continuar financiando el gobierno federal. Pero como ya advirtió Yellen el lunes pasado, esas medidas pronto se agotarán.