Compartir

El Gobierno venezolano está atrasado en los pagos en efectivo en dólares estadounidenses a varios de sus proveedores, ya que enfrenta una disminución en los ingresos de la moneda extranjera, dijeron cinco fuentes familiarizadas con el asunto, lo que dificulta los esfuerzos para contener la inflación.

El Gobierno de Nicolás Maduro y empresas estatales como la petrolera PDVSA a finales de 2021 comenzaron a pagar en dólares a algunos proveedores para recortar gastos en bolívares y reducir la inflación, informa la agencia Reuters.

Pero las fuentes dijeron que desde septiembre los pagos pendientes se han ido acumulando debido a que no hay suficiente efectivo disponible para cubrir los gastos y costos de cambio.

La administración de Maduro ha adoptado una caja de herramientas de políticas económicas para frenar la inflación, enfocándose en estabilizar el tipo de cambio inyectando moneda extranjera en los bancos locales mientras limita el crédito y el gasto público y aumenta los impuestos.

La estrategia ha comenzado a fallar a medida que el bolívar cae frente al dólar.

Los suministros de moneda extranjera han caído, dijeron tres de las fuentes, y agregaron que la caída podría deberse a la lentitud en el cobro de las exportaciones de petróleo crudo.

Venezuela ha exportado a lo largo del año entre 400.000 y 700.000 barriles diarios, según datos publicados por Reuters, cayendo algunos meses por debajo de los promedios de 2021.

Las fuentes dijeron que los retrasos en los pagos a los proveedores significaban que las operaciones del sector público, como los trabajos de mantenimiento, también se estaban retrasando. Solo a los proveedores de alimentos se les ha pagado regularmente, agregaron.

TE PUEDE INTERESAR  Elon Musk: «Si las cosas se hacen bien, X se convertiría en la mitad del sistema financiero global»

Fuente: Reuters