Compartir

Toyota se ha fijado el objetivo de situar sus ventas de vehículos de su marca en 9,6 millones de unidades y situar el volumen junto a los modelos de su firma Lexus en 10,4 millones, lo que supone un incremento del 8,8% y del 8,2%, respectivamente.

El fabricante japonés de vehículos Toyota Motor registró un beneficio neto de 2,45 billones de yenes (unos 16.520 millones de euros) en su último ejercicio fiscal, cerrado en marzo, una reducción del 14  interanual, por los problemas y encarecimiento de suministros.

Su beneficio antes de intereses e impuestos (ebit) se contrajo un 8,1% interanual, hasta 3,67 billones de yenes (24.720 millones de euros), en su año fiscal que abarcó entre abril de 2022 y el pasado 31 de marzo, y su ganancia operativa se redujo un 9%, hasta 2,73 billones de yenes (18.360 millones de euros).

Se trata de la primera reducción de ganancias del grupo en cuatro años, marcada por «unas condiciones exigentes y una carestía de componentes muy difícil», señaló el presidente y CEO de la empresa, Koji Sato, en su primera presentación de resultados al frente de Toyota tras asumir formalmente el cargo el 1 de abril.

Pese a las dificultades, devenidas especialmente por la carestía de chips y el encarecimiento energético que han lastrado su producción, Sato celebró que la firma haya sido capaz de mantenerse en beneficios y considera que «todavía hay mucho espacio para la mejora».

La facturación por ventas de la mayor empresa automotriz mundial por volumen de comercializaciones fue de 37,15 billones de yenes (250.380 millones de euros), un incremento del 18,4% con respecto al ejercicio precedente y un récord anual para el grupo, impulsado por el aumento de ventas y un cambio de divisa favorable.

TE PUEDE INTERESAR  Industrias Maros C.A le da el toque venezolano a los tradicionales alfajores

Toyota colocó 8.822.000 vehículos en este período, un incremento del 7,2% interanual, gracias «al trabajo duro» de sus proveedores «para entregar tantos vehículos como fuera posible» a los clientes pese a las reducciones de producción durante el año, explicó hoy el director financiero de la empresa, Yoichi Miyazaki, en la presentación de su informe financiero.

En lo que respecta a las ventas de los vehículos de la marca Toyota y su firma de lujo Lexus, el fabricante comercializó 9,61 millones de unidades, un 1 % más con respecto a un año antes.

Del total de vehículos comercializados, un 29,6% ó 2.849.000 fueron modelos eléctricos, un incremento del 5,4% interanual.

Toyota ya ha señalado que bajo la batuta de Sato espera potenciar su rama de vehículos eléctricos, con énfasis especial en los vehículos eléctricos de batería (BEV), de los que espera lanzar varios modelos al mercado en los próximos años.

«Muchos proveedores y distribuidores van a colaborar para hacer la transición a los BEV», dijo el presidente del grupo automotor, que considera que para ello lo primero es «crear una línea de producción justa» y «aumentar las ganas de los usuarios de conducirlos».

«Seguiremos haciendo inversiones agresivas» en este campo, dijo por su parte el director del área tecnológica de Toyota, Hiroki Nakajima, sin dar más detalles.

En el ejercicio en curso, que arrancó el 1 de abril y se prolongará hasta finales de marzo de 2024, Toyota prevé una mejora de su beneficio neto, que estima que se incrementará un 5,2%, hasta 2,58 billones de yenes (17.390 millones de euros).

El fabricante automotor espera también un aumento del 0,6% de su ebit, hasta 3,69 billones de yenes (24.870 millones de euros) y que su ganancia operativa crezca un 10,1 %, hasta 3 billones de yenes (20.220 millones de euros).

TE PUEDE INTERESAR  Michael Bloomberg planea comprar a Dow Jones o The Washington Post

En cuanto a facturación por ventas, Toyota considera que la subida será más modesta, del 2,3%, hasta 38 billones de yenes (256.070 millones de euros), debido a la ausencia del impacto positivo que ha tenido en el recién concluido ejercicio un cambio de divisa favorable.

Toyota se ha fijado el objetivo de situar sus ventas de vehículos de su marca en 9,6 millones de unidades y situar el volumen junto a los modelos de su firma Lexus en 10,4 millones, lo que supone un incremento del 8,8% y del 8,2%, respectivamente.

En cuanto a sus modelos eléctricos, el fabricante japonés espera que supongan un 37% de sus ventas y superen los 3 millones. Concretamente, prevé comercializar más de 3,8 millones, lo que marcaría un incremento del 34,9% interanual.

Los resultados financieros anuales de Toyota, publicados una antes del cierre bursátil en Tokio, fueron bien acogidos por sus inversores. Sus acciones cerraron hoy un 0,78% al alza.