Compartir

 

Óscar Meza, director del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), estimó un incremento de alrededor de 33% en los precios en productos de consumo masivo.

Durante una entrevista para el programa Penzini Con Todo transmitido por el Circuito Éxitos, Meza señaló que algunos productos básicos como el pan aumentaron más de 30% en una semana debido al alza que registró la tasa de cambio la semana pasada.

«Tú puedes obligar al sector formal a comprar y vender al precio de dólar oficial, pero el sector informal también tiene un peso muy grande en Venezuela y allí el tipo de cambio que se maneja ronda entre los 8 y 10 bolívares», manifestó.

Indicó que al parecer el problema inflacionario que se registra en Venezuela pasa por tener más reservas internacionales para sostener el valor del bolívar. Sin embargo, explicó que, al no tener datos confiables, no se puede tener certeza de ello.

El director del Cendas insistió en que desde que el gobierno finalmente asimiló que el tipo de cambio tenía influencia en los precios, trataron de contenerlo.

«En un país donde no hay inversión porque no hay créditos, es muy difícil lograr un crecimiento sostenido en el cual las empresas puedan dar mejores salarios, basados en la producción y la productividad», dijo.

Explicó que los problemas de inflación que se están viviendo en todo el mundo, y que están relacionados con la pandemia y la guerra de Ucrania, también están afectando a Venezuela.

«Esto se siente también en Venezuela porque se importan la mayoría de los productos, y en el caso de los productores, los fertilizantes y este tipo de insumos necesarios deben ser cancelados en dólares», agregó.

TE PUEDE INTERESAR  Señalan que datos de inflación de junio 2023 en Venezuela confirman “un rebrote inflacionario”

Aunado a esto, indicó que hay que tomar en cuenta los costos de la gasolina y el gasoil, así como la corrupción en alcabalas y puntos de control donde los productores deben pagar para poder trasladar su mercancía. «Todo esto incide en los costos finales de los productos», afirmó.

Destacó que pese a la falta de créditos en el país, los productores han podido salir adelante y no se están presentando problemas de escasez. Aunque señaló que debido a la inestabilidad económica, siempre está el temor de volver a vivir la falta de productos básicos que se registró hace algunos años.