Compartir

Durante el primer trimestre del año la refinación de petrolíferos se elevó 1,3% a 861,694 barriles diarios, pero la marginal mejora solo fue posible gracias al repunte de 16,2% en el renglón de combustóleo, el más sucio de los combustibles refinados, mientras que la producción de gasolina bajó 2,3% y la de diésel lo hizo 11,7%

La elaboración de petrolíferos de Petróleos Mexicanos (Pemex) durante el primer trimestre del año fue la mayor en un periodo similar en lo que va de la presente administración: de 861,694 barriles por día de productos, con un incremento de 1.3% mensual. Sin embargo, se observa también el mayor volumen de producción de combustóleo en el sexenio, ya que se reportaron 299,763 barriles por día, con un aumento anual de 16.2% anual, además de una elaboración más de 7% mayor de este producto que de gasolinas.

Según las Estadísticas de la empresa, la elaboración de productos petrolíferos, que incluye gasolinas, diésel, turbosina, asfaltos y combustóleo, principalmente, llegó a su mejor nivel para un primer trimestre del año desde el 2017. Ello, gracias a que se ha buscado incrementar esta producción nacional como política energética del actual gobierno y del 2019 al 2023 hay un aumento de 50% en el volumen de elaboración de estos productos, aunque cabe recordar que en comparación con la producción de petrolíferos de hace una década, las refinerías de la empresa producen 32% menos combustibles.

En tanto, la elaboración de gasolinas fue de 277,714 barriles por día, con lo que en términos anuales cayó en 2.3 por ciento. En lo que va del sexenio, la producción de todas las gasolinas es 44.9% superior a la del primer cuarto del 2019, pero no ha habido una recuperación tan amplia, ya que se mantiene 34.5% debajo de la producción que se tenía en 2013.

TE PUEDE INTERESAR  APUCV: Profesores universitarios tienen 657 días sin aumento salarial 

Por tipo de gasolina, la Magna reportó una elaboración de 270,567 barriles por día, que fue 1.4% inferior al del año pasado. En lo que va del sexenio, ha aumentado en 43% la producción de esta gasolina de bajo octanaje, aunque en contraste con la producción de hace una década, la caída es de 33.7 por ciento.

Resalta que la producción de gasolina de mayor octanaje o Premium, que es menos del 3% de la producción de gasolinas de Pemex, tuvo un reporte de 6,287 barriles diarios, con lo que se redujo en 23.6% en un año por la reparación de equipos para su elaboración, según la Secretaría de Energía. De cualquier forma, en lo que va del sexenio ha aumentado en 118% la producción de Premium en el país, que en comparación con lo que se producía hace una década es 63.5% inferior.

Y es que el proceso de crudo de las seis refinerías de la estatal petrolera llegó a un nivel de 834,667 barriles diarios en este primer trimestre del año, lo que implicó un uso de 50.9% de la capacidad instalada. Con ello, aumentó en 1.5% en comparación con el volumen procesado del mismo trimestre del año anterior, en que el uso de la capacidad fue de 50.1 por ciento. Este volumen de proceso es 49.5% al que se tenía en 2019, cuando arrancó el sexenio, pero sigue siendo 32.5% inferior al que se reportaba hace 10 años.

Participaciones en el total

Es así que en proporción, la producción de gasolinas fue 32% la elaboración total de petrolíferos en este periodo, mientras que la de combustóleo representó el 35%, ya que se produjeron más de 20,000 barriles diarios más de combustóleo que de gasolinas de enero a marzo, con lo que por tercera vez en un trimestre hay más gasolinas que combustóleo en las refinerías de Pemex.

TE PUEDE INTERESAR  Luis Vicente León en Barquisimeto: Sector tecnología y agricultura serán los que tendrán un mayor crecimiento en el 2024

El mayor proceso de crudo y elaboración de combustibles ligeros ha obligado a que se produzcan también otros residuales, como el combustóleo, cuya producción fue de 299,586 barriles diarios en el primer cuarto del año. La producción de combustóleo es también 112% superior a la que se reportaba en 2019 y 6% mayor a la que se tenía hace una década.

La polémica que gira en torno a este combustible pesado es que sus niveles de emisiones contaminantes han prohibido su uso en distintas partes del mundo e industrias, como la naval. De ahí que analistas acusen de que su mayor producción obligará al gobierno a que lo utilice más para la generación termoeléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Sin embargo, los indicadores de Pemex muestran que las exportaciones de combustóleo, a refinerías de Estados Unidos, han aumentado considerablemente y se ubicaron en 224,186 barriles diarios en el primer trimestre, con un aumento anual de 22%.