Compartir

Una información de Reuters revela que más de 50% de la flota de PDVSA necesita reparaciones mayores o ser retirada del servicio, Además ha pagado US$300 millones por 6 unidades a astilleros de Irán y Argentina, pero solo ha recibido dos. El riesgo de accidentes y derrames es elevado.

Más de la mitad de los 22 buques petroleros de la flota venezolana están tan deteriorados que deberían ser reparados inmediatamente o retirados del servicio, según un informe interno de la petrolera estatal PDVSA obtenido en exclusiva por Reuters.

El informe del área marítima de PDVSA, titulado «Deficiencias críticas y riesgos de la flota de petroleros de PDV Marina», dijo que años de mantenimiento diferido habían dejado a toda la flota con «bajos niveles de confiabilidad», con riesgos de derrames, hundimientos, incendios, colisiones o inundaciones.

«Los buques carecen actualmente de la clasificación de navegabilidad y de las certificaciones de las naciones autorizadas a abanderar unidades de transporte marítimo», señala el reporte.

PDVSA y PDV Marina no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Informes de precariedad

El informe, fechado en marzo de 2023, fue uno de los ocho documentos obtenidos por Reuters que describen el estado de la flota de petroleros de PDVSA de la oficina corporativa de la compañía petrolera, la división comercial y la rama marítima, así como la autoridad marítima de Venezuela.

Fechados entre enero de 2022 y marzo de este año, los documentos detallan el estado de los petroleros de la compañía, los costos de fletar buques de terceros y el estado de los contratos de construcción naval con empresas de Argentina e Irán.

El deterioro de la flota ha obligado a PDVSA a fletar buques cisterna para trasladar su petróleo, que proporciona la mayor parte de las divisas de Venezuela, según el análisis de la división comercial de PDVSA.

TE PUEDE INTERESAR  La marca FrescariniTM tiene 25 años llevando a los venezolanos su pasión por el sabor italiano

Los informes se elaboraron en el marco de una amplia investigación anticorrupción ordenada por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el pasado octubre, como consecuencia del descubrimiento de miles de millones de dólares en pagos no efectuados por exportaciones de crudo.

Más de 60 personas han sido detenidas y el presidente ejecutivo de PDVSA y el ministro de Petróleo han sido sustituidos.

Retiro de buques

El informe de PDV Marina recomendaba retirar cinco petroleros del uso activo, enviar siete a astilleros para reparaciones mayores e instalar transpondedores, extintores y equipos de comunicación en otros. No se han tomado medidas mientras continúa la auditoría sobre las operaciones de la empresa.

Cinco de los petroleros de PDVSA tienen al menos 30 años, más allá de su vida útil recomendada, según el informe de PDV Marina. El último trabajo importante de mantenimiento de la flota fue hace cinco años, según el informe.

«La flota de petroleros está mostrando un declive en la calidad de sus operaciones debido al avanzado deterioro físico, lo que implica mayores costos de mantenimiento y reparación. La planificación para enviar los petroleros a dique seco se ha visto muy afectada por la falta de pago a astilleros y proveedores», señala el informe de PDV Marina.

Reuters ha informado anteriormente sobre un aumento de las colisiones de petroleros, los riesgos de derrames y los incendios en Venezuela.

PDVSA arrendó 41 buques el año pasado, dijeron los documentos, pagando aproximadamente el doble de la tarifa del mercado, entre 14,000 y 36,500 dólares por día, a los propietarios de tanqueros dispuestos a trabajar con Venezuela a pesar de las sanciones estadounidenses impuestas en 2019.

TE PUEDE INTERESAR  La Montserratina lanza al mercado venezolano dos nuevos productos: Chori Burger y Ajo Burger

Reparaciones retrasadas

Al menos cuatro tanqueros encargados a astilleros extranjeros se han retrasado debido a demoras en los pagos, aumentos de costos y sanciones, según los documentos revisados por Reuters.

Las auditorías ordenadas por el nuevo presidente ejecutivo de PDVSA, Pedro Tellechea, como parte de la investigación anticorrupción de Maduro podrían traer más retrasos, dijo un ejecutivo de la empresa petrolera estatal.

«Todos los contratos están congelados», dijo el ejecutivo bajo condición de anonimato por temor a represalias. Los departamentos jurídico y de suministro y comercio de PDVSA están pidiendo a PDV Marina documentación sobre los convenios, añadió.

Música paga no suena

Venezuela ha pagado a astilleros de Irán y Argentina al menos 300 millones de dólares por seis nuevos buques encargados en 2005. Sólo ha recibido dos de estas unidades, según los documentos.

PDVSA ha pagado casi el 80% de los 160 millones de dólares adeudados por dos petroleros del astillero Río Santiago de Argentina, según los documentos.

Río Santiago dijo que no estaba autorizada a dar información sobre ese contrato en particular.

Además, PDVSA canceló casi 157 millones de euros (unos 173 millones de dólares), equivalentes a 63% de un contrato de 248 millones de euros (unos 272 millones de dólares) a la empresa Iran Marine Industrial Company (Sadra), sancionada por Estados Unidos, por cuatro petroleros, según los documentos.

Dos de los cuatro buques se entregaron tras retrasos en los pagos, dificultades con el suministro de piezas y problemas con los seguros y las certificaciones, según los documentos.

Los retrasos en los pagos generaron costos adicionales por sobrestadía, según los documentos. Sadra no respondió a la solicitud de comentarios.