Compartir

«La concreción de esta obra significará la verdadera soberanía energética del país, ya que se pondrán a disposición de la economía paraguaya esos recursos que hasta hoy no estuvieron a disposición del sector industrial», destacó el mandatario paraguayo durante un acto oficial.

El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, anunció hoy martes que su país podrá retirar el 100% de energía que le corresponde por tratado de la Central Hidroeléctrica de Itaipú, compartida con Brasil, desde el mes de julio del corriente año.

Este hecho sin precedentes podrá ser posible mediante la puesta en operación de la subestación eléctrica de 500 KV (Kilovoltios) construida en la ciudad de Yguazú, departamento de Alto Paraná, lo que permitirá al país tener capacidad de disponer de unos 8.000 vatios de energía.

«La concreción de esta obra significará la verdadera soberanía energética del país, ya que se pondrán a disposición de la economía paraguaya esos recursos que hasta hoy no estuvieron a disposición del sector industrial», destacó el mandatario paraguayo durante un acto oficial.

Abdo Benítez resaltó que Paraguay es el mayor productor per cápita de energía limpia y renovable en el mundo a través del aprovechamiento del río Paraná, pero reconoció que eso no servirá de nada si dicha energía no está disponible para todos los habitantes del país.

Dijo que por ese motivo será indispensable continuar con las inversiones en obras de infraestructura energética y anunció un nuevo proyecto de construcción de una línea de transmisión de 220 KV para el Chaco paraguayo, que será presentado al Congreso para su aprobación.

TE PUEDE INTERESAR  Venezuela y Brasil instalarán comisión de trabajo para impulsar el comercio binacional

«Esto requerirá la aprobación de un préstamo de 126 millones de dólares de organismos multilaterales y su construcción llevará un tiempo de dos años», detalló.

Por su parte, el presidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), Félix Sosa, comentó que a más de la obra de la subestación de Yguazú se construyó una nueva línea de transmisión de 500 KV, doble terna, desde la Subestación Margen Derecha (lado paraguayo) de Itaipú para conectar con la nueva subestación, con un recorrido total de 40 kilómetros.

Detalló que las dos obras demandan una inversión aproximada de 103 millones de dólares, financiada a través de fondos provenientes de un préstamo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y un componente de fondos propios de la ANDE.

La empresa Itaipú Binacional, creada por Brasil y Paraguay para construir hace 50 años la hidroeléctrica homónima que es actualmente la segunda mayor del mundo, pagó en enero de este año la última cuota de la deuda que adquirió para ejecutar el emprendimiento.

La central hidroeléctrica, ubicada en la frontera entre ambos países, entró en funcionamiento en 1984 y satisface el 90%  del consumo de Paraguay y el 13% de Brasil.