Compartir

Los usuarios de Netflix ya tienen la primera mala noticia del año entrante, y es que la compañía va a empezar a cobrar por compartir cuenta.

Es una realidad que, para ver series y películas de Netflix, no hace falta pagar una suscripción, las contraseñas compartidas son una práctica muy extendida en esta plataforma y mientras esto supone un aspecto positivo para los usuarios en lo que se refiere a la empresa es un grave problema, reseña El Economista

Este 2022 no ha sido un año fácil para la compañía, la situación económica ha hecho que Netflix no creciera como se esperaba además que, con el auge de otras plataformas de streaming como HBO o Amazon Prime, los usuarios han encontrado otras opciones de entretenimiento provocando una caída de suscriptores.

Para ello, la compañía ha comenzado a introducir formas de combatirlo, como la controvertida versión con publicidad que ha llegado recientemente a nuestras casas que ofrece casi todos los contenidos que tiene la suscripción normal, pero muestra anuncios por cada hora de reproducción.

Netflix

Este no es el único esfuerzo de Netflix para mantenerse viable de cara al año que viene, ya que como adelantamos hace un par de meses, la compañía quiere acabar con las contraseñas compartidas. Según The Wall Street Journal, más de 100 millones de personas usan Netflix sin pagarlo, es decir, usando la clave de acceso de un amigo o familiar.

La compañía es consciente de que esta medida no va a sentar bien entre los usuarios, pero confía en que este sistema es el adecuado después del éxito que supuestamente ha tenido en las pruebas realizadas en Chile, Perú y Costa Rica.

TE PUEDE INTERESAR  Campamentos deben contar con póliza de seguro que ampare ante accidentes de niños y jóvenes

Será a principios de 2023 que Netflix comience a implantar esta nueva medida, aunque en un principio lo hará solo en Estados Unidos, pero es más que seguro que lo trasladará al resto de países más pronto que tarde.

Todavía no se ha establecido una tarifa, pero se especula que cada usuario que comparta contraseña tendrá que pagar un extra de unos 3 dólares. Los expertos calculan que dicha cantidad podría inyectar alrededor de 721 millones de dólares a Netflix tan solo con los usuarios de Estados Unidos y Canadá.

Fuente: El Economista