Compartir

El especialista manifestó que las primeras exportaciones petroleras producto de la flexibilización a Chevron «generará algún oxígeno a las zonas petroleras».

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, expresó que la economía venezolana «no presenta una tendencia estable y el último trimestre fue bastante decepcionante».

Sin embargo, acotó que los sectores más activos son los no transables como los servicios, el comercio, la tecnología, la salud y la distribución, los cuales «seguirán siendo los abanderados en 2023».

Apuntó que los sueldos venezolanos «son vergonzosos y el extremo son los salarios públicos, que presentan un desfase brutal contra la dolarización de los precios».

«Resolverlo es uno de los retos más importantes de este año, pero no luce que la solución esté cerca», sumó.

Indicó, además, que «es difícil rescatar los salarios reales sin promover la reactivación sólida de la economía. Liberación económica, eliminación del IGTF, bancarización de la moneda extranjera, negociación política y flexibilización de sanciones. Sin esto, el trabajador seguirá pagando las consecuencias».

Flexibilización petrolera

El también economista manifestó que «no está claro aún cuál será el impacto de la flexibilización petrolera sobre la economía nacional».

No obstante, agregó que «si no se bloquea, podría ayudar a estabilizar algunas variables y mejorar el desempeño regional y sectorial, lo cual impediría la hiperinflación».

Explicó en Twitter que las primeras exportaciones petroleras producto de la flexibilización a Chevron «generará algún oxígeno a las zonas petroleras y a los proveedores que se notará en el segundo trimestre de este año, pero si todo funciona, las expectativas serán positivas y ayudarán a estabilizar».

TE PUEDE INTERESAR  Francisco Palmieri: ‘’Rosales es un político pragmático y está luchando por su pueblo’’