Compartir

El economista y fundador del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), José Guerra, precisó que la inflación de Venezuela podría cerrar este 2022 en 225%, «con una fuerte aceleración en octubre, noviembre y diciembre que auguran un año muy encendido desde el punto de vista inflacionario en 2023».

Sostuvo que la «inflación no termina de ceder» y estimó que el Banco Central de Venezuela (BCV) «va a perder casi US$ 1.000 millones en reservas internacionales, producto del déficit de la balanza de pagos».

«Es decir, el anclaje cambiario le ha costado mucho al BCV y ha sido ineficaz para controlar la inflación, por eso el Banco Central ha dejado que la tasa de cambio se devalúe en los últimos 3 meses de manera pronunciada», resaltó

En un video publicado en sus redes sociales, agregó que el salario mínimo de los venezolanos «está pulverizado» y está acercándose a los US$ 6 mensuales.

«El bolívar perdió toda referencia en materia monetaria, desde el punto de vista de unidad de cuenta, medio de pago y reserva de valor», añadió.

Afirmó además que la economía ha crecido en algunos sectores, pero «arrastrando unos salarios del sector público miserables, que expresa que no se trata de un crecimiento orgánico, sino de una burbuja momentánea».

TE PUEDE INTERESAR  Inversión pública de México incrementa 5% y mantiene recuperación