Compartir

La expansión del PIB, que en 2022 fue del 4,9% y en 2021 del 5,3%, estará impulsada este año por el consumo de los hogares y alineada con el «crecimiento potencial» de Uruguay, dijo Arbeleche.

La ministra de Economía y Finanzas de Uruguay, Azucena Arbeleche, proyectó esta semana un crecimiento del 2% del Producto Interno Bruto (PIB) que se verá resentido por la sequía que afecta al país.

La expansión del PIB, que en 2022 fue del 4,9% y en 2021 del 5,3%, estará impulsada este año por el consumo de los hogares y alineada con el «crecimiento potencial» de Uruguay, dijo Arbeleche.

Al realizar una presentación ante empresarios de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM), en Montevideo, la jerarca destacó que continúa la recuperación del empleo y del salario real.

Arbeleche señaló que desde el inicio del Gobierno del presidente Luis Lacalle Pou, en marzo de 2020, se buscó abordar de forma «estructural» cuáles son los cambios necesarios para concretar una «transformación económica».

El Gobierno respondió a los factores «extraordinarios» como la pandemia, el aumento de precios internacionales, y «en este momento la sequía», añadió en su alocución.

«Esta política ordenada nos permite dar respuestas a estos eventos o episodios, nos ha permitido no solamente no aumentar impuestos», e incluso «nos permitió bajar impuestos» por un equivalente a «150 millones de dólares».

«Esa misma política económica es la que nos permite hoy tener la mejor calificación de las agencias calificadoras de riesgo que Uruguay ha tenido en toda su historia», subrayó.

TE PUEDE INTERESAR  Cámara de Emprendimiento apuesta por reformas legales para fortalecer sus modelos de negocios