Compartir

“Queremos llamar a la calma y a que todos estén tranquilos. El Gobierno, a través de la Ley 393, garantiza todos los depósitos de todos los ahorristas de ese banco y de cualquier otro del sistema financiero. (Los depósitos) quedan protegidos y resguardados, es un derecho consagrado a los ahorristas. Esos recursos están protegidos y serán devueltos obviamente con el proceso de solución que se está dando”, explicó el ministro de Economía Marcelo Montenegro .

El ministro de Economía boliviano, Marcelo Montenegro, aclaró ayer que el Banco Fassil no está en quiebra y que todavía cuenta con activos y un patrimonio; además de $us 2.700 millones en depósitos. La autoridad llamó a la calma a los clientes de la institución financiera y garantizó que los ahorros están resguardados por una ley.

“Los depósitos del Banco Fassil ascienden más o menos a US$ 2.700 millones, el dato que tenemos y eso va a ser seguramente sujeto de evaluación de los bancos interesados (en absorber la entidad); junto con la cartera, porque no solo se puede entregar la carga, que son los depósitos, que son pasivos; sino también los activos, que es la cartera, y otros activos que tengan intangibles, tangibles”, dijo en conferencia de prensa.

Montenegro hizo un llamado a la calma a todos los clientes de Fassil y de otros bancos, asegurando que el sistema financiero es solvente y no se lo puede estigmatizar porque uno esté en problemas.

Aseguró que los depósitos están protegidos y resguardados por ley y se garantiza la devolución de éstos a todos los clientes del Banco Fassil.

“Queremos llamar a la calma y a que todos estén tranquilos. El Gobierno, a través de la Ley 393, garantiza todos los depósitos de todos los ahorristas de ese banco y de cualquier otro del sistema financiero. (Los depósitos) quedan protegidos y resguardados, es un derecho consagrado a los ahorristas. Esos recursos están protegidos y serán devueltos obviamente con el proceso de solución que se está dando”, explicó.

TE PUEDE INTERESAR  Reconocimiento, acuerdos y evadir sanciones: lo que busca Venezuela en los BRICS

El ministro recordó que no es la primera vez que se realiza este tipo de soluciones. Mencionó el caso de La Paz Entidad Financiera de Vivienda (ex Mutual La Paz) que pasó a dependencia del Banco Mercantil Santa Cruz, luego de un proceso de intervención de la Asfi.

Estos procesos de resguardo de los ahorros de la población están previstos en la Ley de Servicios Financieros 393.

Montenegro explicó que este proceso de intervención por parte de la Asfi no implica que la entidad financiera esté en quiebra; al contrario, con esta medida se busca soluciones a corto plazo y se garantiza las devoluciones de los ahorros con el patrimonio que tiene la entidad financiera.

“La quiebra implica que ya no hay activos, ya no hay patrimonio, no hay dónde podemos utilizar algún tipo de activo para responder las obligaciones que se tiene con los ahorristas. En este caso, este banco tiene activos, tiene patrimonio y hay que buscar la manera que otros bancos que en este momento tienen salud financiera se hagan cargo de este problema”, ponderó.

A su vez, la viceministra de Pensiones y Servicios Financieros, Ivette Espinoza, recordó que en la anterior Ley de Bancos no se perfilaba este proceso de solución. Y ante cualquier inconveniente de un banco, los usuarios tenían que esperar que se realice un proceso legal de disolución.

“Con este proceso de solución, (establecido en la Ley 393) precisamente lo que se quiere es resguardar los depósitos del público; es decir, no hay un proceso de quiebra, no hay que esperar procesos judiciales. Es un proceso rápido que permite transferir los depósitos y la cartera para que se haga cargo otra entidad financiera; y los clientes puedan seguir recibiendo todos los servicios que tenían en Fassil”, explicó Espinoza.

TE PUEDE INTERESAR  Jorge Rodríguez pidió que se aplique la ley de extinción de dominio a Carlos Jordá, presidente de Citgo

Producto de la intervención se realizará un balance de cortes, es decir que se analizará la situación financiera del banco para trabajar en la solución de la entidad financiera.

Montenegro recordó que la Asfi realiza constantes evaluaciones al sistema financiero nacional, que goza de buena salud. “Y estos indicadores reflejan en la mora que está cercana al 2,3%, que es muy baja”.