Compartir

Ishan Wahi ganó mucho dinero gracias al «efecto Coinbase». Un ex gerente de Coinbase fue sentenciado hoy a dos años de prisión por hacer trading con información privilegiada. Esta sería la primera condena de su tipo en el mundo cripto.

Ishan Wahi, de 32 años, y sus asociados, incluido su hermano Nikhil, ganaron más de $1.5 millones invirtiendo en nuevos activos digitales justo antes de que fueran listados por el mayor intercambio cripto de Estados Unidos.

Wahi pudo usar su conocimiento de los activos entrantes para comprarlos y luego venderlos rápidamente, obteniendo enormes ganancias. Cuando la exchange con sede en San Francisco lista nuevas monedas y tokens, estos aumentan rápidamente su valor, un fenómeno conocido como «el efecto Coinbase».

El ciudadano indio intentó huir del país después de ser interrogado por Coinbase, dijo el Departamento de Justicia. Pero la policía estadounidense lo detuvo cuando intentaba abordar un vuelo a India.

Wahi se declaró culpable en febrero de dos cargos de conspiración para cometer fraude electrónico presentados en su contra por fiscales del Distrito Sur de Nueva York.

El fiscal estadounidense Damian Williams dijo en un comunicado el martes que Wahi «violó la confianza depositada en él por su empleador» al compartir las listas secretas.

«La sentencia de hoy debería enviar una señal fuerte a todos los participantes en los mercados de criptomonedas de que las leyes definitivamente se aplican a ellos», agregó.

Wahi, su hermano y su amigo, Sameer Ramani, también fueron acusados de cargos civiles por la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU.

La sentencia llegó menos de una semana después de que el exjefe de producto de OpenSea, un mercado NFT, fuera condenado por fraude y lavado de dinero en el primer esquema de comercio interno que involucra activos digitales.

TE PUEDE INTERESAR  Acciones de Coinbase se Disparan Tras Publicación de Informe de Ganancias

Nathaniel Chastain, de 32 años, compró NFT que había decidido presentar en la plataforma de comercio y luego los vendió poco después para obtener más de $50,000 en ganancias ilegales.

Será sentenciado en una fecha posterior, pero enfrenta hasta 20 años de prisión por cada cargo.