Compartir

La cotización oficial de referencia para este jueves es 17,94 bolívares por dólar, mientras que la divisa estadounidense en el mercado paralelo superó la marca de 20 bolívares en la apertura de esta jornada.

El Banco Central de Venezuela (BCV) decidió vender 20 millones de dólares a los bancos este jueves 5 de enero, como extensión de la primera intervención cambiaria del año, que se realizó el pasado lunes 2 de enero, de manera que, en la primera semana del ejercicio anual, el emisor ha inyectado alrededor de 60 millones de dólares a las entidades financieras.

La cotización a la que el BCV colocó estos recursos es 19,03 bolívares por euro, equivalente a 17,94 bolívares por dólar.

En lo que va de año, el precio de estas operaciones ha subido 6,55 %, mientras el tipo de cambio oficial se ha incrementado 2,80 %, lo que parece sugerir que el mercado tiene una menor demanda, por lo que la intervención procura mantener la apreciación del bolívar con una oferta consistente.

Esta actuación puede funcionar porque se entra en un período más lento en el mercado, luego de la temporada de fin de año.

La cotización oficial de referencia para este jueves es 17,94 bolívares por dólar, mientras que la divisa estadounidense en el mercado paralelo superó la marca de 20 bolívares en la apertura de esta jornada, con un aumento acumulado esta semana de 8,30 %, lo que significa que la brecha entre ambos precios es de 11,98 %.

En comparación con enero de 2022, la intervención cambiaria en esta primera semana de 2023 se coloca por debajo del promedio semanal del mismo lapso del año pasado, que se ubicó en 90,6 millones de dólares. La autoridad monetaria realizó 6 ventas de divisas a la Banca en el primer mes del ejercicio anual anterior.

TE PUEDE INTERESAR  Alianza BNC y ZOOM facilita compras electrónicas internacionales

El año pasado, el BCV destinó a intervención cambiaria una cifra estimada de 5.400 millones de dólares, pero no está claro que este año vaya a gastar una cifra mucho mayor para contener los precios de la divisa estadounidense, ya que se esperan cambios en la política cambiaria, puesto que altos voceros oficiales han adelantado que se estudian medidas para evitar la «especulación cambiaria».